lunes, 18 de enero de 2016

Calles con vida


Me gusta ver el cambio que va experimentado la ciudad en la que vivo, descubrir locales nuevos con sabores nuevos, tiendas diferentes y calles que cobran vida al hacerse peatonales. Es el caso de Ruiz de Alda, que se ha convertido en punto de encuentro de cientos de personas cada día en torno a la mesa. La calle se ha llenado de restaurantes con diferentes ofertas gastronómicas. Los sábados por la noche es difícil encontrar hueco en cualquiera de ellos. Hoy les voy a hablar de algunos de mis preferidos. No sé si son los mejores, pero sí son en los que con más frecuencia me encontrarán. Comienzo, como no, por un japo. Seguro que les he hablado alguna vez de mi pasión por la cocina japonesa. Es rara la semana que no pase por Kyandi. Su oferta es diferente. Tanto dentro como fuera de carta encuentras platos originales, como sus niguiris con huevo de codorniz y trufa, o los de pez mantequilla con miel. Independientemente de su cocina, el lugar tiene algo especial que te hace sentir bien. La última vez probé un espectacular tataki de atún, una de las especialidades que también encontrarás en Willyfood y en Nómadas, otros de mis restaurantes preferidos de la zona. Nómadas se ha convertido en un habitual para una limonada con amigos las mañanas de verano y para el aperitivo con mi chico al mediodía. Le apasiona un plato tan sencillo como rico, las papas fritas con berberechos. Pero como no solo de pan vive el hombre, o al menos así reza el dicho, también hay que alimentar la vista con cosas bonitas. Y para eso nos detenemos en Mar Mare. La tienda está especializada en ropa y accesorios náuticos, pero no es eso lo que me atrae, sino sus objetos de decoración. En ella el mundo del mar cobra vida que te puedes llevar a casa en forma de lámparas, portavelas o espejos. 



Mil gracias a María Selegna por estas bellas fotografías. 

martes, 8 de diciembre de 2015

Extraordinaria belleza


Me encantaría saber expresar lo que me sugiere la fotografía de Monia Merlo, pero a veces la belleza me deja sin palabras. Simplemente extraordinaria. 




sábado, 28 de noviembre de 2015

Un gran año




Un mes de noviembre de hace justo un año llegaba por primera vez la guía De andar por la ciudad a mis manos. El proyecto se gestó durante meses. Primero fue solo una idea en mi cabeza, una de tantas que se me ocurren a diario, salvo por una diferencia, esta vez se hizo realidad. Elegir a las personas que me iban a acompañar en esta aventura fue lo más sencillo. Tenía claro que quería las ilustraciones de Priscilla Valencia y las fotografías de María Selegna. Priscilla, además, me sorprendió sobremanera con su maquetación, un trabajo increíble. Después siguieron sumándose almas al proyecto, Patricia La Camera que escribió un hermoso prólogo, Raquel Artiles que pasó a bellas palabras mi biografía, Patri Cámpora con la que disfrutamos de una inolvidable sesión fotográfica para las fotos de nuestros perfiles, Leo Saavedra que nos regaló unas preciosas y personales instantáneas de la ciudad,... y la lista sigue y sigue. La guía nos ha dado muchos regalos en este tiempo y también sorpresas. Entre los mayores regalos, el fantástico vídeo de Antonio Domingo de Reflejos Digitales. No olvidaré en mi vida el día de la grabación. Gracias de corazón a todos los que participaron o colaboraron en él. Otro momento fantástico llegó con el reconocimiento turístico que nos dio la ciudad, esa hermosa ciudad de la que estamos enamoradas y de la que hablamos en nuestra guía. Algunas personas han comparado el libro, salvando las distancias, con Sex in the City. No fue nuestra intención parecernos pero es verdad que hay algo en común, la celebración de la amistad y una ciudad como protagonista. Quizás esa la razón por la que la guía ha tenido tanto éxito entre los habitantes de Las Palmas de Gran Canaria. Y de ahí una de las sorpresas, que la acogida haya sido mejor en la propia ciudad que fuera. Gracias a todos los amigos que han apoyado el proyecto, a los medios de comunicación que nos han regalado minutos de su tiempo, y a Fashion and Friends por darnos la oportunidad en la edición de 2014 de presentar nuestra guía. Ha sido un gran año. 






jueves, 29 de octubre de 2015

Contigo alla fine del mondo



Hay tiendas que te enamoran nada más entrar en ellas. Es lo que me pasó con Contigo alla fine del mondo. La descubrí en mi última visita a Madrid y quedé absolutamente prendada de cada detalle. Una delicia entrar en ese mundo mágico donde están todos tus artículos de diseño ansiados, tus revistas favoritas... y además en un entorno tan cálido y acogedor. Por si fuera poco, sus propietarios, María y Sergio, transmiten tanto amor por lo que hacen que se traslada en todo momento. María, apasionada del diseño y las cosas bonitas, llevaba tiempo rondando la idea de abrir una tienda y, tras un largo viaje a México, cumplió su sueño. La andadura comenzó en plena crisis, y a pesar de ello están muy felices con los resultados. En Contigomondo podrás encontrar los artículos que ellos tendrían en su casa, la ropa que llevarían, los complementos que se pondrían... hay mucho de ellos mismos en este espacio y eso se nota. Sin duda, una tienda con personalidad que te atrapará. Además, no se quedan en la venta de artículos bellos, también ofrecen talleres siempre con la idea en mente de crear comunidad y crecer juntos. Viven este proyecto como un viaje, y lo hacen siempre en buena compañía. Seguro que te gustará unirte. 










 


Las fotos son de Heva Tarjeta de Embarque, profe del taller que me llevó hasta este hermoso lugar. 

lunes, 19 de octubre de 2015

Delicioso paseo por Nómada Market


Hace unos días visité por primera vez una edición del Nómada Market en Madrid. La experiencia me encantó y descubrí, además, varias marcas que me gustaron, incluso emocionaron. Ya les he hablado alguna vez de mi pasión por la bisutería, así que mis ojos se detuvieron en más de una ocasión en algunos de los puestos de joyería artesanal que había. Cyrcle fue una de ellas. 


Me encantó también Xianna y sus accesorios hechos a mano con materiales ecológicos.




Con Micazuki fue amor a primera vista. Fue mi primera parada y no me fui con las manos vacías. Me traje un precioso colgante, pero me hubiera llevado también los cuencos, las cucharas... realmente quedé fascinada.



Y en esta ocasión regalo también para unos amigos, o más bien para su mascota. De Podenko me gustaron hasta sus envoltorios.


 
Tratándose de mí era imposible no detenerme en algún puesto gastronómico. De hecho, me paré en tres. Al primero, La Massala, llegué atraída por el olor de las especias. 




Justo al lado, uno de mis productos favoritos, el aceite. En este caso ecológico y de Proyecto Los Aires. Estoy deseando volver y hacer una de sus catas con almuerzo campestre incluido. 
Y, por supuesto, algo dulce. Debo reconocer que soy muy Triki en lo que a galletas se refiere, y si son caseras más. Y, así, con el dulce sabor de Afri's Cookies me despido hasta la próxima. Espero que hayan disfrutado del paseo. 

jueves, 10 de septiembre de 2015

Un lugar llamado deseo


Hace unos meses el equipo De andar por la ciudad comenzó a colaborar con la Revista de Binter Canarias. Viajamos por los destinos que cubre la aerolínea y te descubrimos algunos de sus secretos mejor guardados. Restaurantes, tiendas y rincones que merece la pena visitar. En el número de septiembre nos acercamos a Arrecife, en Lanzarote. Allí quedamos prendadas de muchos lugares. Hoy te presentamos Naia, deseo en euskera. Su decoración fue lo primero que llamó nuestra atención. El interiorismo del local, obra del arquitecto Andrés Medina, parte de la sencillez con pequeños toques que le aportan un encanto natural. La malla metálica, protagonista de la decoración del restaurante, le imprime un carácter industrial que convive amablemente con otros elementos más cálidos como la madera o las flores. Sillas Eames, taburetes Tolix, bombillas que cuelgan de la pared... si te gusta la decoración y pasas por su puerta seguro que girarás la cabeza. Y si entras, su carta te convencerá. Gracias a Mikel y a Marta por crear este lugar con tanta magia y por acogernos tan bien. Un placer visitarles. 



Fotos vía María Selegna