domingo, 19 de abril de 2015

Objetos de papelería


Uno de mis lugares preferidos son las papelerías. Adoro todo lo que hay en ellas, especialmente las libretas y bolígrafos. Soy de a las que aún les gusta escribir a mano y estas plumas tienen un punto nostálgico y a la vez atrevido que me ha encantado. Aunque reconozco que las tiendas en las que se puede pasear y tocar me atraen más, la visita virtual por Hay ha sido todo un placer en esta mañana de domingo. 

  




jueves, 16 de abril de 2015

Historias en miniatura


Ojeando una revista el otro día me quedé enamorada de la obra de Marga Van Oers. Teniendo en cuenta mi pasión por los azulejos y la pintura no era de extrañar. Sus StoryTiles son pequeñas obras de arte que cuentan historias en miniatura. Cada pieza, asegura la artista, está realizada con amor, mimando la atención al detalle y con un toque de humor. Estoy deseando tener en casa uno de estos azulejos holandeses únicos horneados de manera tradicional. Me gustan todos, pero de manera especial los que están realizados en azul y blanco, mi combinación de colores preferida, y el de Nueva York por el significado que tiene la ciudad para mí. Me alegro tremendamente de haber abierto esa revista el fin de semana y haber conocido la obra de esta artista que ya se ha buscado un hueco entre mis preferidas. 






sábado, 11 de abril de 2015

El Apartamento


En el post de hoy visitamos un lugar especial por muchos motivos. Por su decoración, que llamó mi atención desde el primer instante; por la cantidad de momentos geniales que he pasado en él acompañada de amigos y de una deliciosa tarta de zanahoria o de un trozo de queque de limón, por sus propietarios (atentos y entusiastas, esencial para que un negocio triunfe), y también porque en este lugar, en El Apartamento, comienza mi primer proyecto editorial. Como muchos ya sabrán, se trata de una guía algo diferente de Las Palmas de Gran Canaria, donde encontrarás lugares con tanto encanto como éste. En El Apartamento comienza el viaje de Julia, Daniela y María recorriendo una ciudad que las enamora cada día más. Ojalá a ustedes les pase lo mismo. Al final del post les dejo el texto de la primera página del libro para que vayan probando si les apetece acompañar a las protagonistas en el resto del recorrido. 



  

Ilustraciones y maquetación: Priscilla Valencia

miércoles, 1 de abril de 2015

El amor construye los edificios más bellos



Esa noche que no te apetece salir resulta ser la mejor. A veces los momentos que no planeas son realmente mágicos. El pasado viernes salí de trabajar a eso de las tres y media, sin ningún plan a la vista. Solo sabía que no quería ir a casa. Llamé a un amigo para comer, complicado que a esas horas ya no tuviera plan, pero hubo suerte y no solo disfrutamos de un rico almuerzo mientras charlábamos, sino que luego me descubrió algo genial. Tras toda una vida admirando un edificio de mi ciudad, esa tarde, quién me lo iba a decir, podría entrar, visitar cada uno de sus rincones y devorarlos con la vista, y también a través de la cámara.

Había fotografiado el Quetgles decenas de veces, siempre desde su exterior. Este palacio modernista de 1900 atrae la mirada de todo el que pasa por la calle Pérez Galdós. Buceando en busca de información, he descubierto que este hermoso edificio guarda también una hermosa historia de amor. Domingo Rodríguez Quetgles encargó su construcción como regalo a la que sería su esposa. Prometió a la joven que le iba a construir la casa más bonita de la ciudad. Leyendo esta historia no he podido dejar de pensar en que el amor ha creado en realidad los edificios más bellos del mundo. Por ejemplo, el Taj Mahal, en la India, que el emperador Sha Sahan encargó como ofrenda póstuma a su amada esposa, o el Paladio Da Pena, en Sintra, un obsequio de el rey Fernando II a su mujer. Ambas construcciones, realmente bellísimas.




















jueves, 26 de marzo de 2015

Novias Aurelia Gil

  

Una amiga, creo que ya se lo he contado alguna vez, siempre dice que se volvería a casar solo para que Antonio Domingo, de Reflejos Digitales, hiciera el vídeo de su boda y Aurelia Gil, su vestido de novia. Yo no tengo deseos de pasar por el altar, pero debo reconocer que me encantan sus desfiles, sus colecciones y sus vestidos nupciales. En esta ocasión hemos podido ver de nuevo novias muy románticas pero con un toque personal, por ejemplo, en los botines; o novias más atrevidas, vestidas de rojo, para un enlace civil. Siempre hay un vestido para cada mujer, asegura Aurelia, que se encarga de conocer bien a su clienta para saber qué quiere y que no quiere llevar puesto para ese gran día. En esta ocasión vemos un desfile en el que cobra importancia la camisería y en el que la novia se viste desde el interior con la lencería de Gonzales.